lunes, 4 de abril de 2011

Abril: La verdad

Salimos del consultorio y ya estaba esperando a Miguel ahí afuera su compañero que recién había entrado a la agencia y que mi marido estaba entrenando. Así que hablamos y nos pusimos de acuerdo ahí afuera: -Mira ahorita me regreso a casa de mis papas hablo con ellos y te marco al radio, si cielo?- fue lo único que pude decir y me contesta Miguel -Ok chaparrita, mira deja y voy a la agencia y hago unos arreglos, pero de que hoy nos vamos a Monterrey, nos vamos; yo no te voy a dejar sola, porque nunca lo he hecho y menos ahora.

En eso me abraza no se si buscando consuelo o tratar de darme fuerzas, lo que si se es que ese abrazo era lo que necesitaba desde hacia semanas y por mi pinche orgullo no lo pedía.
Ya en el carro y rumbo a casa de mis padres voy pensando que les voy a decir y como lo van a tomar, porque una noticia así no te la dan a diario, así que me esperaba un trago un poco amargo.

Llego a casa de mis papas y por fortuna están mis viejos, así que me seria un poco mas fácil de hablarlo y ver que solución le encontrábamos a esta situación. Los encontré en la sala y les dije así, sin mas: -Mama, papa necesito hablar con ustedes. Vengo de con Anita y las noticias no son buenas, tengo mi vesícula congestionada de bilis y hay que hacerme estudios para confirmar que no sea hígado graso. Que solo sean cálculos biliares.
Mis padres sin comprender (creo yo) la magnitud del problema en el que estábamos metidas Angela y yo, me dice mi mama: -Hijita pero ya mero nace la beba, no te puedes esperar?- Mama... estoy en una bomba de tiempo, necesito irme a Monterrey al Hospital, no se si vaya a regresar.

En eso veo que mi papa de agarra su brazo izquierdo y haciendo acopio de la sangre fría que me caracteriza cuando hay un momento así, le digo: -Mira Martin, ahorita no es momento para que te infartes, te necesito completo porque no se que va a pasar conmigo. Mama te encargo a miguelito, si algo me llegara a pasar por favor cuidalo mucho y le dices a Miguel que si llego a faltar tu te vas a hacer cargo del niño o de los niños hasta que el este bien para cuidarlos, si??
No se de donde saque fuerzas para decirles esto ultimo, pensé que me iba a quebrar, pero me dije: ni madres cabrona tu eres fuerte y ahora no te vas a poner a llorar, ya chillaste mucho con el Patrón, así que ahora a darle para adelante y no te vas a rajar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario